Tradición y modernidad

Tradición y modernidad

JAPON

El contraste imposible entre una cultura que perduró hasta hace 100 años y que evolucionó hasta su estado actual a golpe de fuerza de voluntad de su pueblo es lo que espera al viajero que aterrice en el país del sol naciente, donde, para deleite del curioso turista, se desarrolla una danza diaria que representa el choque entre la tradición milenaria y la necesaria actitud para sobrepasarla y llegar a ser el foco de la inspiración cultural postmoderna.
Geishas y templos contra cosplayers y rascacielos. Que se abstengan de viajar los cerrados de mente, en Japón sólo hay cabida para el “aún más”. Un mundo plenamente moderno bajo cuyo manto subsisten tradiciones y formas de vida tan tradicionales y extrañas a los ojos del viajero que sólo cobran sentido cuando se mezclan en el día a día, en la escrupulosa fila para entrar a un metro atestado en dirección al trabajo, en el respetuoso trato recibido en cada tienda sin importar el género de la misma, en la precisión y el cuidado dedicado a cada acto cotidiano que el viajero, en su postura privilegiada, podrá observar.
Ideal para cosmopolitas, para postmodernos culturalmente inquietos y no tan postmodernos.

Programas